Skip to contentSkip to main navigation Skip to footer

5 claves de esta semana en la Convención Constitucional

Esta semana, gran parte de las comisiones temáticas comenzarán, de lleno, a desarrollar el trabajo de discusión de normas. La participación ciudadana sigue siendo un elemento central del proceso, lanzándose la plataforma digital para participar de los cabildos constituyentes. Por otra parte, el Consorcio de Universidades del Estado de Chile (CUECH) presentó dos normas constitucionales y UChile Constituyente dos documentos sobre contenidos constitucionales en medioambiente y educación.

1- ¿Cómo participar de los cabildos constituyentes?

La participación ciudadana es un elemento central dentro del actual proceso constituyente. Las y los convencionales no son los únicos protagonistas: los ciudadanos también forman parte del proceso de construcción de normas. Las instancias de participación son varias, todas ellas consagradas en el Reglamento de Participación Popular. La que ya está en plena marcha es la iniciativa de norma, con 1.392 propuestas ingresadas a la Plataforma Digital de Participación Popular. Ahora, también, se suman nuevas instancias: los cabildos constituyentes y encuentros autoconvocados.

¿En qué consisten? Existen dos tipos de cabildos: los autoconvocados y los comunales. Los primeros son encuentros, en donde cualquier persona o grupo de personas pueden abrir una instancia de diálogo virtual, para abordar un tema constitucional; mientras que los segundos son cabildos convocadas por la propia Convención a desarrollarse en las diferentes comunas del país. Para los cabildos autoconvocados, la iniciativa Tenemos Que Hablar de Chile —proyecto llevado a cabo en conjunto por la Universidad de Chile y la Universidad Católica— lanzó una plataforma digital para almacenar todos los insumos en contenidos que salgan de estos encuentros. Hasta el 23 de enero hay plazo para subir al sito los resultados de los cabildos. Todos los insumos, debidamente recibidos, serán sistematizados por un equipo de expertos de la Universidad de Chile. Una vez concluida esa etapa, cada propuesta emanada de esta instancia de participación ciudadana será ingresada formalmente a la comisión temática respectiva como un insumo al debate, que no tendrá, eso sí, carácter de vinculante.

¿Cómo ingresar un cabildo o encuentro autoconvocado? Se debe ingresar a https://iniciativas.chileconvencion.cl/m/cabildos/ y registrarse en el Registro Único de Participación Popular con la Clave Única o el número de serie de la cédula de identidad. Luego, se tiene que completar el formulario de inscripción, detallando el cabildo y su fecha de realización. Es necesario especificar el área de discusión, registrar a siete participantes e incluir las conclusiones del encuentro en el acta única electrónica de la plataforma. Se debe agregar, además, un registro fotográfico, y cada asistente tendrá que ratificar su participación en un aviso que la plataforma enviará a los correos electrónicos de los 7 participantes inscritos.

2- La comunicación de las normas

La nueva presidenta de la Convención Constitucional mencionó como uno de sus ejes centrales para los seis meses que restan de trabajo las comunicaciones. El objetivo es transmitir de mejor forma a la ciudadanía el desarrollo del proceso constituyente, sobre todo considerando que durante las próximas semanas se abre una etapa clave, que es la deliberación y votación de las primeras normas constitucionales. Por ello, ya se inició la publicación de un informe periódico llevado a cabo por la Mesa, en donde —por medio de un punto de prensa— se darán a conocer los avances del proceso constituyente en todos sus ámbitos. El foco de estos primeros boletines informativos ha estado enfocado en dar a conocer un recuento de las normas populares más ingresadas y de las distintas normas que están ingresando —cada vez con más frecuencia— las y los convencionales.

Con ello, se abre una nueva etapa comunicacional que reforzará la información ciudadana, explicando en qué va el trabajo de la Convención, al inicio de esta parte fundamental del proceso constituyente, que es la construcción de las normas que darán vida al texto constitucional. El borrador de la nueva Constitución se presentará al país el próximo 4 de julio y deberá ser ratificado por medio de un plebiscito (de carácter obligatorio), a realizarse a más tardar 60 días después de esta publicación.

3- CUECH ingresa dos normas sobre educación

Consagrar el Derecho a la educación: pública, gratuita, laica y de calidad; y establecer un rol esencial de las universidades estatales dentro del funcionamiento del Estado. Estas fueron las dos normas presentadas durante esta semana por el Consorcio de Universidades del Estado de Chile (CUECH), organismo conformado por los 18 planteles estatales.

La primera propuesta de norma está directamente relacionada a la consagración de derechos fundamentales en el texto constitucional y busca que este establezca de forma concreta y explícita el derecho a la educación superior pública, gratuita, laica y de calidad. Según el texto, este derecho debe materializarse a través de la provisión gratuita de educación en un conjunto de instituciones estatales financiadas mayoritaria o completamente mediante aportes basales del Estado. La segunda norma, en tanto, se enfoca en un ajuste estructural que requeriría la orgánica de educación superior para garantizar la existencia de al menos una universidad estatal por cada región del país, así como el fomento de una relación preferente de las Universidades del Estado con las demás instituciones públicas.

El presidente del Consorcio y Rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, destacó la importancia de relevar estos temas en el debate constitucional. “La nueva Carta Magna es un oportunidad inigualable para que la educación pública recupere el lugar central que le fue arrebatado por la dictadura. Estas dos iniciativas, para las cuales pedimos el apoyo de la ciudadanía, apuntan a fortalecer la educación pública y a respaldar el trabajo que las universidades del Estado hacen por el país”, señaló. Ambas normas ya se encuentran disponibles en https://iniciativas.chileconvencion.cl/m/iniciativa_popular/con los números de ingreso 36.582 y 36.618.

4- Propuestas UChile Constituyente Y FCFM

En el marco del desarrollo de distintas mesas de trabajo sobre contenidos constitucionales llevadas a cabo por UChile Constituyente, esta semana se dieron a conocer dos documentos con propuestas y sugerencias en torno a dos grandes temas que se están abordando al interior de la Convención: educación y medioambiente.

El primer documento se titula “Voces de la Universidad para la Educación del Nuevo Chile”, y fue desarrollado en conjunto con la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo (VID). El texto busca establecer una serie de principios sobre la educación del futuro en Chile, en medio de la discusión constitucional que se lleva a cabo hoy en el país. Dentro de estos principios, se establecieron algunos ejes centrales con el fin de recuperar la noción de lo público para todos los niveles educativos.

“La Cuestión Ambiental en la Nueva Constitución: Elementos para la reflexión” es el nombre de la segunda publicación, un trabajo desarrollado por el Programa Transdisciplinario en Medio Ambiente de la Universidad de Chile (PROMA) junto a la VID. Reforzar la consagración de nuevos elementos, tanto para la protección del medioambiente como para la consagración de nuevos derechos, es el foco de los principios presentados en el texto, que -en esta línea- plantea el desarrollo de un nuevo marco normativo y la instauración de un nuevo modelo de desarrollo con el medioambiente con un factor central.

Esta semana, además, la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas también realizó su aporte para el debate constitucional. Esta unidad presentó cinco documentos con propuestas en las áreas de: Medioambiente y Cambio Climático; Energía; Ciencia, Tecnología e Innovación; Territorios, Ciudad y Movilidad e Inteligencia Artificial y Datos. Todos estos insumos fueron entregados a las y los convencionales.

5- Normas sobre la mesa en sistemas políticos

La Comisión sobre Sistema Político, Gobierno, Poder Legislativo y Sistema Electoral se ha caracterizado por llevar la delantera en el desarrollo del debate constitucional, y ahora, siguiendo su cronograma de trabajo, fue la primera en cerrar -este viernes 14 de enero- la presentación de normas impulsadas por las y los convencionales, a la espera, eso sí, de completar todo el proceso con la presentación de normas populares, plazo que expira el próximo 1 de febrero.

10 son las normas ingresadas y que se orientan a establecer las bases del sistema político que quedará establecido en el nuevo texto constitucional: estructura del Congreso, tipo de régimen de gobierno, duración de los períodos presidenciales, entre otros asuntos.  Y ya hay un asunto más o menos definido: se descarta la opción de avanzar hacia un régimen parlamentario de gobierno. Ninguna de las normas ingresadas lo plantea.

Entre las normas se encuentra una iniciativa presentada por el Colectivo Socialista que se orienta a la instauración de un modelo “presidencialista reformado”, mientras que la propuesta del Colectivo del Apruebo busca la consagración de un presidencialismo atenuado, con la creación de la nueva figura de “ministro de gobierno”. Desde los movimientos sociales constituyentes, Frente Amplio, Pueblo Constituyente e independiente No Neutrales, en tanto, proponen la creación de un ministro de gobierno, ratificado por el Congreso, que gobernará junto al presidente electo por sufragio universal. El PC, por su parte, busca consagrar un presidencialismo atenuado, con mayores atribuciones del Congreso, por ejemplo, en materia tributaria y presupuestaria. La derecha, por su parte, propone mantener la bicameralidad y disminuir ciertas atribuciones presidenciales.

La comisión comenzará a revisar cada una de estas normas durante esta semana, propuestas que marcarán cómo quedará establecido el sistema político chileno en la nueva Constitución. De todas maneras, ya se aprecia una ruta común: se disminuirán las atribuciones del Presidente, reforzando nuevas figuras, como -por ejemplo- la de un jefe de gobierno, otorgándole un mayor rol al Congreso, pero manteniendo la figura presidencial electa.

Por Víctor Hugo Moreno

Ir al contenido