Skip to contentSkip to main navigation Skip to footer

5 CLAVES DE LA SEMANA CONSTITUCIONAL

35 normas se aprobaron la semana pasada en el Pleno, con lo que el borrador del texto constitucional ya cuenta con 336 artículos. Contenidos como las autonomías territoriales indígenas, instancias de democracia directa, voto obligatorio, derechos de autor fueron ingresadas. Esta semana, en tanto, se revisarán importantes temas centrales dentro del aparto institucional, como la Cámara Regional, el modelo económico e instituciones judiciales como el Ministerio Público o la Corte Constitucional. Quedan solo 2 semanas de debate de normas constitucionales.

1- Más democracia directa

La participación ciudadana es uno de los elementos clave que dio origen al actual proceso constituyente, y que se consolidó con una serie de instancias directas de participación que abrió la Convención Constitucional: cabildos, encuentros, consultas, iniciativas populares de norma fueron algunas de estas herramientas. El tema era resolver cómo se iba a garantizar —constitucionalmente— este tipo de instancias de forma permanente. Y en esa línea, desde la comisión de principios ya se habían aprobado, en una primera votación, nuevas herramientas, las que fueron fortalecidas con las normas aprobadas por el Pleno la semana pasada.  

En ese sentido, se aprobó un artículo con lineamientos generales que establece que “la ciudadanía tiene el derecho a participar de manera incidente o vinculante en los asuntos de interés público”. A dicho principio, se le complementan elementos concretos como la iniciativa popular de ley y la iniciativa popular de derogación de ley. Sobre lo primero, se consagró la norma que afirma que “un grupo ciudadano habilitado para sufragar, equivalente al tres por ciento del último padrón electoral, podrá presentar una iniciativa popular de ley para su tramitación legislativa”. La norma propuesta deberá ser recibida por el Servicio Electoral, quienes se encargarán —en caso de que cumpla con todos los requisitos establecidos— de remitirlo al Congreso. La ciudadanía puede abordar casi todos los temas, excepto aquellos que se refieren a tributos, presupuesto del Estado, o que limiten derechos fundamentales o de los pueblos. A esto, se suma la norma que establece que un grupo de personas, equivalente al 5% del último padrón electoral, podrá presentar la derogación de una ley, la que deberá ser —eso sí— consultada mediante plebiscito nacional. Junto con ello, se considera constitucionalmente la audiencia pública como una herramienta de participación ante la discusión legislativa.

También, dentro de este paquete de normas orientadas hacia la participación, se aprobó el artículo que establece mecanismos de democracia directa regional, que implica una serie de instancias para conseguir la participación incidente de la ciudadanía, considerando, al menos, la implementación de iniciativas populares de normas locales a nivel regional y municipal. Además, dentro de estas 10 normas aprobadas, se consagró el voto obligatorio, abriendo la opción —por primera vez en nuestro ordenamiento constitucional— de que personas mayores de 16 años también puedan ejercer su derecho a voto de forma voluntaria, hasta que cumplan los 18

2- Autonomías regionales y territoriales

El concepto de autonomía es otro elemento que ha estado muy presente dentro del debate constitucional y que ya ha quedado consagrado en la nueva Constitución en diferentes normas dentro de la nueva Forma de Estado Regional que se está instaurando. En ese sentido, se consolida el concepto de comuna autónoma con normas que regulan su funcionamiento, por ejemplo, estableciendo que “el alcalde o alcaldesa, con aprobación del Concejo Municipal, podrá establecer delegaciones para el ejercicio de las facultades de la comuna autónoma en los casos y formas que determine la ley”, agregando que dichas atribuciones se fortalecen mediante la elaboración de un estatuto que determinará “la organización administrativa y funcionamiento de los órganos comunales, los mecanismos de democracia vecinal y las normas de elaboración de ordenanzas comunales”.

Otra de las grandes novedades respecto a las autonomías de las comunas es la opción que brindará la nueva Constitución para crear empresas públicas: “Las comunas autónomas, previa autorización por ley general o especial, podrán establecer empresas, o participar en ellas, ya sea individualmente o asociadas con otras entidades públicas o privadas, a fin de cumplir con las funciones y ejercer las atribuciones que les asignan la Constitución y las leyes. Las empresas públicas municipales tendrán personalidad jurídica y patrimonio propio y se regirán por las normas del derecho común”, consigna la norma aprobada.  

Por su parte, otro de los temas relevantes aprobados por el Pleno en relación con las autonomías es la que se refiere a la autonomía territorial indígena, y que afirma que éstas “son entidades territoriales dotadas de personalidad jurídica de derecho público y patrimonio propio, donde los pueblos y naciones indígenas ejercen derechos de autonomía, en coordinación con las demás entidades territoriales que integran el Estado Regional de conformidad a la Constitución y la ley. Es deber del Estado reconocer, promover y garantizar las Autonomías Territoriales Indígenas, para el cumplimiento de sus propios fines”. Ahora bien, respecto a qué se entiende o cuáles serían estos territorios ,se establece que eso será materia de ley, acompañado de un proceso de participación y consulta previa hacia los pueblos, agregando que dicho procedimiento debe hacerse a solicitud de los mismos pueblos o naciones interesadas. Junto con ello, se consagró como territorios especiales a Rapa Nui y el Archipiélago Juan Fernández.

3- Derecho de autor

Sobre temáticas relacionadas a los conocimientos y la cultura, también se avanzó en el Pleno con la presentación de un segundo informe. Uno de los temas que más debate generó era el referido a los derechos de autor, una norma que debió ser mejorada y que, finalmente, logró la aprobación. “La Constitución asegura a todas las personas la protección de los derechos de autor sobre sus obras intelectuales, científicas y artísticas, comprendiendo los derechos morales y patrimoniales sobre ellas, en conformidad y por el tiempo que señale la ley, que no será inferior a la vida del autor”, agregando en otro inciso aprobado que la “Constitución asegura la protección a los derechos de intérpretes o ejecutantes sobre sus interpretaciones o ejecuciones, de conformidad a la ley”.  De esta manera, se consiguió reforzar el concepto de derecho de autor como un principio constitucional superior, algo que no había quedado del todo claro en la anterior norma rechazada. Con todo, se rechazaron dos normas sobre la materia, una que se refería a las excepciones y otra sobre la propiedad industrial, intelectual y patrimonial indígena.

Sin embargo, en asuntos indígenas se aprobaron normas que se orientan a la protección de sus sistemas culturales y patrimonios. Así, ya es parte de la nueva Constitución el artículo que define que “el Estado reconoce el derecho de los pueblos y naciones indígenas a preservar, revitalizar, desarrollar y transmitir los conocimientos tradicionales y saberes ancestrales y debe, en conjunto con ellos, adoptar medidas eficaces para garantizar su ejercicio”.

Junto con ello,se aprobó una norma más específica sobre el reconocimiento al pueblo tribal afrodescendiente que afirma que “la Constitución reconoce los derechos culturales del Pueblo Tribal Afrodescendiente chileno, y asegura su ejercicio, desarrollo, promoción, conservación y protección, con pleno respeto a los instrumentos internacionales pertinentes”.

En otras materias, también se aprobaron normas relacionadas a la libertad de investigación, a la seguridad informática y a la transparencia en el acceso a la información pública del Estado.

4-Las normas sobre pueblos originarios

Hasta la fecha, ya son cerca de 45 normas ingresadas al borrador del texto constitucional que hacen referencia, en los más diversos ámbitos a los pueblos y naciones indígenas reconocidos para la nueva Constitución.  Estos artículos, ya aprobados por el Pleno y que provinieron desde las 7 diferentes comisiones temáticas, se refieren a conceptos y principios generales de reconocimiento para los pueblos y naciones indígenas, como a la consagración del Estado Plurinacional o la instauración del pluralismo jurídico con la creación de un sistema judicial para cada uno de los 11 pueblos reconocidos, hasta temas culturales y patrimoniales.

Sin embargo, el viernes pasado fue el turno del Pleno para votar el primer informe emanado de la Comisión de Pueblos Originarios, que fue la encargada de ejecutar y sistematizar el proceso de consulta indígena que se llevó a cabo durante los meses de enero y febrero y que, según los datos de la Convención, contó con la participación de cerca de 8 mil personas proveniente de cada uno de los 11 pueblos reconocidos, quienes de diferente forma concurrieron a alguno de los 492 encuentros o cabildos que se organizaron para tal efecto. Dicho informe contenía 38 normas y fue aprobado por el Pleno en general, pero rechazado, en particular, prácticamente en su totalidad: sólo 1 artículo logró el quórum de los 2/3.

Una de las principales razones de este rechazo radica en que muchos de los contenidos allí expuestos, como derecho al agua, plurinacionalidad, autonomías territoriales, entre otros, ya están ingresados al texto constitucional, por lo que la principal tarea, ahora, de la comisión será despejar las materias ya revisadas, dejando sólo aquellas materias donde se observen vacíos.

5- Últimas dos semanas

La semana pasada se aprobaron 35 nuevas normas, con lo que el borrador del texto constitucional ya cuenta con 336 artículos aprobados, lista que esta semana se puede engrosar con importantes temáticas que serán revisadas por el Pleno.

Este martes será el turno de las temáticas relacionadas a la Justicia y la conformación de instituciones como el Ministerio Público, Defensoría del Pueblo, Defensoría de los Derechos de la Niñez, Defensoría de la Naturaleza o la Corte Constitucional. Mientras tanto, este miércoles será el turno de los derechos fundamentales, en donde el Pleno deberá revisar por segunda vez temas como el financiamiento y limitación de los derechos fundamentales, el Derecho de propiedad, indemnización por expropiación, derecho de asociación y los derechos de las personas chilenas en el exterior. También, en Forma de Estado se revisarán temas relacionados al Estado Regional y su forma de financiamiento, a la responsabilidad del Estado en mercados locales, además de la norma que fortalece el desarrollo de las universidades estatales a lo largo del país. En tanto, el viernes se decidirá el futuro de la Cámara de las Regiones, órgano que desplazará al Senado, discutiéndose cuáles serán efectivamente sus reales atribuciones. Por último, el sábado 7 de mayo también será día de Pleno para la revisión del segundo informe de Medio Ambiente rechazado en primera instancia sobre contenidos relacionales al modelo de desarrollo económico.

Así, ya quedan solo dos semanas de trabajo para deliberación y votación de normas y esta semana, en particular, se deberán saldar trascendentales contenidos relacionados a las instituciones judiciales; al sistema político y cómo finalmente operará la nueva Cámara Regional ya instaurada; y al modelo económico, última temática en el que aún no existe ninguna norma en el borrador. Importantes definiciones ad-portas del cierre de la discusión de normas permanentes que será el 13 de mayo. Mientras, esta semana también ya empezará el debate de normas transitorias en las comisiones temáticas, con el fin de entregar el informe respectivo a la comisión de normas transitorias que comenzará a sesionar el próximo 16 de mayo y que será la encargada de deliberar y votar las distintas propuestas.

Por Víctor Hugo Moreno Soza

Ir al contenido