Skip to contentSkip to main navigation Skip to footer

Elaboradas por iniciativa Propuesta de Acuerdo Social (PAS): Universidad de Chile presentó 100 propuestas para el país que queremos

Más de 80 personas participaron en la redacción de este documento que recoge el trabajo de nueve mesas constituidas por la Propuesta de Acuerdo Social (PAS), iniciativa convocada por el Rector Ennio Vivaldi en medio de la crisis social y política de octubre de 2019. Las propuestas, enfocadas en la creación de valor público, fueron presentadas este jueves 10 de junio, en una actividad que contó con la participación de los constituyentes electos, Cristina Dorador y Benito Baranda, y de la presidenta del Senado, Yasna Provoste.

A través de una ceremonia en línea, la Universidad de Chile lanzó este jueves 10 de junio la publicación “100 propuestas para el país que queremos. El documento resume el trabajo realizado por la iniciativa Propuesta de Acuerdo Social (PAS), convocada por el Rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, en medio de la crisis social y política de octubre de 2019. Por más de un año y medio, organizándose en nueve mesas temáticas, más de 80 personas trabajaron sobre la propuesta del valor público, es decir, el sentido que las personas dan a los servicios del Estado y lo común.

El coordinador de la instancia, Juan Gabriel Valdés, director de Relaciones Institucionales de nuestro plantel, explicó que las 100 propuestas tuvieron su origen en la solicitud de distintos actores sociales para que, en medio de la crisis, la Universidad de Chile pudiera contribuir al encuentro de visiones. “Las personas que se sumaron a esta iniciativa eran diferentes entre sí, pero compartían un punto de vista en común: una plena consciencia de la magnitud de la crisis que vivía la sociedad chilena y la oportunidad de generar un cambio social”, comentó.

Cristina Dorador, quien fue electa convencional constituyente y fue integrante de la mesa de Medio Ambiente, Cambio Climático y Biodiversidad de esta instancia, destacó que “reflexionar y pensar permite abrir miradas y contextos (…) Tenemos la responsabilidad de pensar el Chile del futuro junto a toda la diversidad que vive en los territorios”.

Una de las conclusiones de la publicación tiene que ver con los pueblos indígenas y el reconocimiento de la diversidad que habita Chile. Al respecto, Celeste Painepán, de oficio retrafe e integrante de la mesa de Culturas, Artes y Patrimonios, apuntó que “la democracia chilena debe reconocer y hacer válidos los derechos de los pueblos originarios, incorporar su cultura e historia en el proceso educativo y a sus organizaciones y representantes en el proceso político bajo fórmulas que supongan autonomía y autodeterminación”.

El Rector Vivaldi, en tanto, destacó que “En Chile se ha hecho una apología del egoísmo. Eso que hemos vivido como sociedad y es a eso a lo que reacciona la gente, que quiere expresar el anhelo de volver a encontrarse, buscar el bien común, ser parte de la sociedad. Eso es lo que queremos expresar desde la Universidad y desde lo público”

Al respecto, la presidenta del Senado, Yasna Provoste, comentó que “estos agitados meses ha brotado una auténtica voluntad republicana y democrática que nuestro pueblo ha recogido con responsabilidad cívica. (…) Esta ventana maravillosa es también una posibilidad que tenemos construir con generosidad, desprendimiento de la pérdida de poder e influencia”.

El valor público en el futuro del país

A través de 226 páginas y 9 capítulos temáticos, que a su vez representan las nueve mesas en las que trabajaron los más de 80 integrantes de PAS, se formulan decenas de líneas gruesas de reflexión y 100 propuestas concretas para que el valor público sea la base del país futuro.

En ese sentido, la integrante de la mesa de Modernización del Estado, Claudia Bobadilla, relevó que “entre las conclusiones que tuvimos como mesa hay una que es central: el compromiso de avanzar todos a un Estado que ponga en el centro a sus ciudadanos, que escuche sus inquietudes y responda a las necesidades e intereses de la ciudadanía de manera oportuna”.

Entre otras, las propuestas incluyen un sistema de salud universal, de enfoque preventivo, participativo e inclusivo, un sistema de salud digno, que implique reconocimiento y cuidado de las personas, y corrija aspectos que hoy están en la base del malestar; establecer el derecho de participación política de la ciudadanía más allá de la elección periódica de autoridades; desarrollar una política de convivencia escolar que apunte a incorporar la cultura juvenil en este nivel educacional; que el presupuesto de cultura se asimile a la media de la OCDE, que es de un 2%, o también integrar la valoración del suelo, su regulación y objetivos en torno a sus posibilidades para el desarrollo urbano.

El convencional constituyente electo Benito Baranda, quien integró la mesa de Territorio, explicó que “uno va construyendo sus imágenes del mundo a partir de la experiencia. Y si el mercado y el Estado condicionan esas experiencias, y te hacen vivir segregado y excluido, en ghettos de todo tipo, tu experiencia es pobre (…) Se rompen las comunidades y generan los grandes abismos”. 

Revisa el video del lanzamiento aquí:

Antonia Orellana / Fotos: Felipe PoGa

Ir al contenido