Skip to contentSkip to main navigation Skip to footer

María Elisa Quinteros asume la presidencia de la Convención Constitucional y Gaspar Domínguez la Vicepresidencia

La recién asumida presidenta marcó tres grandes ejes para el inicio de sus funciones: sacar adelante la consulta indígena, mejorar la comunicación externa sobre el trabajo que se desarrolla en la Convención y el plebiscito de salida. Mientras que Domínguez destacó la relevante tarea que significa presentar al país un nuevo texto constitucional.

La novena fue la vencida. Tras la nueva ronda de votaciones, finalmente salió humo blanco para la elección de la nueva presidenta de la Convención Constitucional, y la elegida fue la odontóloga de la Universidad de Talca, Magíster y doctora en Salud Pública de la Universidad de Chile, María Elisa Quinteros. En la primera ronda de votaciones —y tras haber llegado a un acuerdo en horas de la madrugada entre diferentes colectivos sociales— Quinteros logró el umbral mínimo de 78 votos para convertirse en la nueva presidenta del órgano constituyente en reemplazo de Elisa Loncon.

Quinteros tiene 39 años y es oriunda de la ciudad de Talca. Antes de convertirse en convencional, se desempañó como investigadora y académica del Departamento de Salud Pública de la Universidad de Talca y, además, formaba parte del directorio de la Sociedad Chilena de Epidemiología, del Comité Ejecutivo del Capítulo Latinoamericano de la Sociedad Internacional de Epidemiología Ambiental y de la Fundación Afluentes de la Red Ambiental del Maule.

La egresada de la Casa de Bello llegó a la Convención como independiente apoyada por el colectivo de movimientos sociales constituyentes. Entre sus principales causas temáticas, está la de vivir en armonía con el ecosistema, la concreción de un Estado Plurinacional con autonomía regional y la incorporación del lenguaje inclusivo en la nueva Constitución. Quintero participó en el proceso de discusión de los Reglamentos de la Convención como una de las coordinadora de la Comisión Provisoria de Ética. Posteriormente, se incorporó a la Comisión Temática de Derechos Fundamentales.

En tanto, Gaspar Domínguez perteneciente al grupo de Independientes no Neutrales alcanzó, en una sola votación, 112 preferencias, lo que le permitió convertirse en el nuevo vicepresidente de la Convención. Tiene 33 años, es médico cirujano —también— de la Universidad de Chile, y ha ejercido su profesión en distintas zonas rurales de la Región de los Lagos. Esta nueva dupla tendrá la histórica tarea de culminar el proceso constituyente que debería desembocar en una nueva Constitución para el país. 

Sus primeras definiciones

En sus primeras palabras como nueva presidenta, Quinteros hizo un llamado a construir democracia en base al diálogo y la pluralidad. “Tengo el afán de construir una sociedad que sea más pluralista, donde podamos respetar nuestras diferencias, donde nos encontremos en el diálogo, donde nuestras diferencias sean conocidas como virtudes”, indicó.

Luego, agradeció el trabajo de Elisa Loncon y Jaime Bassa, señalando que aprenderá de la experiencia acumulada para enfrentar los desafíos que vienen: “(Ellos) supieron dar curso al proceso y darnos sabiduría en esta primera etapa. Queremos recopilar el saber y la experiencia que nos pueden pasar, en este período de inducción que necesitamos, para poder tomar el mando del buque y —entre todos y todas— llevarlo a buen puerto, en donde valoremos la deliberación como un espacio de construcción. Si bien nos demoramos, y todos y todas fuimos testigos, en llegar a un acuerdo para la presidencia, eso se da en las democracia”, dijo.

De inmediato, la presidenta estableció tres grandes desafíos para el inicio de sus funciones: “El tema del financiamiento para la consulta indígena es un tema importante: tenemos que ver y aprender de la experiencia en cómo destrabar eso, y si hay que tener conversaciones con el gobierno, allá vamos a estar; si es que hay que tener conversaciones con la Secretaría General de la Presidencia, vamos a agotar todos los recursos para sacar adelante eso. También, tenemos como desafío la bajada comunicacional, cómo informamos a todo el país qué estamos haciendo. Creo que estamos al debe. Ya tenemos una Secretaria Comunicacional, tenemos que potenciarla y ver cómo llegamos para que la gente -ojalá- esté deliberando en casa con nosotros, que estén al tanto de lo que se discute en salud, educación, formas de Estado. Y el tercer desafío que veo a priori es el plebiscito de salida. Necesitamos informar de cuáles son los derechos que serán ratificados por esta Convención, en su momento, y empezar con antelación a informar. No podemos pasar el borrador una semana antes para que la gente lo lea, tenemos que socializar cada derecho que sale del Pleno”, recalcó.

Domínguez , por su parte, destacó la relevancia de la tarea que tiene como objetivo presentar al país un nuevo texto constitucional: “Estoy muy contento y emocionado por este gran desafío puesto sobre los hombros, esta mesa va a tener una tarea muy compleja que es continuar con el camino ya avanzado de la primera mesa, para poder finalizar con la entrega de una propuesta de texto constitucional para los pueblos de Chile”.

Saludo de la Escuela de Salud Pública

Por medio de un mensaje de saludo a la nueva presidenta de la Convención Constitucional y al vicpresidente. ambos ex alumnos de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile, el Dr. Oscar Arteaga, director de la Escuela de Salud Pública, les expresó su sentimiento de alegría y orgullo de toda la comunidad de la Escuela: “Con enorme esperanza, vemos el valor simbólico de la presencia de la salud pública representada por Gaspar Domínguez y María Elisa en la testera de la Convención. Junto a ustedes, todos y todas nos sentimos representados y representadas en el mayor desafío que como país enfrentamos y que no es otro que construir una sociedad más justa, más solidaria, en la que ninguna persona pueda ser discriminada debido a su nivel de ingresos, su color de piel, su orientación sexual o su lugar de residencia; una sociedad que fortalezca las relaciones colaboración y cooperación entre todos y todas en vez de seguir incentivando la competencia; una sociedad que sea socialmente más cohesionada, más respetuosa y amable con el medio ambiente; una sociedad que, en definitiva, sea simplemente más humana y en la que se cultive el buen vivir. Estamos conscientes del gran desafío que implica la tarea que ustedes han asumido, pero también confiamos en las reconocidas capacidades y talentos que ustedes tienen y no nos caben dudas que podrán cumplir con la responsabilidad que, en representación de todo nuestro pueblo, sus pares constituyentes les han encomendado”, señaló. 

Ir al contenido