Skip to contentSkip to main navigation Skip to footer

U. de Chile expone sobre rol público de las universidades estatales ante Comisión de Conocimientos y Cultura

La Comisión de Sistemas de Conocimientos, Culturas, Ciencia, Tecnología, Artes y Patrimonios de la Convención Constitucional es la encargada de revisar una importante lista de contenidos, muchos de ellos ausentes en la actual Constitución, que se espera puedan quedar consagrados en el nuevo texto constitucional que discute el país: cultura, conocimientos, artes y ciencias son algunos de los tópicos que ya se están transformando en normas.

Para conocer la visión de la Universidad de Chile y su rol dentro del ámbito de las culturas y las ciencias, fueron invitados a exponer el Rector Ennio Vivaldi, junto a las académicas Alejandra Araya, directora del Archivo Central Andrés Bello de la Universidad de Chile, y Nury González, académica de artes visuales y directora del Museo de Arte Popular Americano. En la presentación, ambas profesoras destacaron la función pública que cumplen las universidades estatales —y en particular de la Universidad de Chile— en la consagración del desarrollo cultural, el rescate patrimonial y los conocimientos a lo largo de la historia del país.

“La Universidad de Chile cumple un rol determinante en la salvaguarda del patrimonio a través de sus museos de Arte Contemporáneo (MAC), de Arte Popular (MAPA), de Medicina, de Química, entre otros, y, por supuesto, el Archivo Bello, que guarda incunables inimaginables. Y todo esto que nombro le pertenece al pueblo de Chile. Todas las escuelas de arte y todas las escuelas de música provienen de alguna u otra forma de este impulso originario proveniente de la educación pública y no podría ser de otra manera. Chile es todavía muy débil en este ámbito, sumado a que durante 17 años de dictadura se intentó sistemáticamente desarmar todo lo vinculado a los espacios de pensamiento crítico y creación”, comentó Nury González.

Respecto a los contenidos constitucionales, y la relevancia que se le debieran dar a estos temas, González destacó: “Es muy importante que la nueva Constitución considere esta situación para el desarrollo y el fortalecimiento de la cultura y las artes, pero -por sobre todo- de quienes la realizan, es decir, los artistas, que son quienes hacen posible que todos y todas tengan acceso a las obras y a los bienes de la cultura. Demás está decir que, durante la pandemia, lo que logró contener el hoyo negro del encierro y la falta de mundo fue el cine, la música, la literatura, el teatro, el arte en general”.

Alejandra Araya, en tanto, abordó el sentido de lo público que guardan las universidades estatales en el aporte al desarrollo cultural y de conocimientos para el país: “Por qué una Constitución debe proteger las universidades públicas, entendiendo públicas como estatal. La Universidad de Chile es un referente del rol para las universidades públicas, por ser estatales. Nos dedicamos a la investigación, desarrollo del saber en muchas áreas del conocimiento, es nuestra responsabilidad contribuir con el patrimonio cultural del país”, señaló, agregando que “las universidades del Estado acrecentamos y conservamos los bienes públicos, si por ello definimos de manera sencilla como algo que no se puede vender, que está fuera del ámbito del mercado, del negocio. No somos proyectos privados, las universidades que no son públicas, que no son estatales, no pueden cumplir con el mandato de las leyes, por ejemplo, el aborto”, indicó.

Finalmente, planteó que en la nueva Carta Fundamental se debiese “respetar nuestra condición pública y estatal, autónoma, académica y administrativamente. Las universidades somos un tipo de comunidades que vale la pena reservar y heredar a las nuevas generaciones”, puntualizó.

Por su parte, el Rector Ennio Vivaldi destacó que “la Universidad de Chile representa el bien común. Nosotros nos atenemos al conjunto del país, como algo que le pertenece a todos los chilenos. Haber destruido la educación pública fue lo que representó esa pérdida de cohesión social que nos llevó al estallido”, señaló.

Consultado por el convencional Bernardo de La Maza sobre el desarrollo del proceso constituyente, el Rector de la Casa de Bello se mostró optimista del resultado de este trabajo. “El tema es cómo logramos un ambiente en Chile en que todos nos reconozcamos como parte de lo que hace esta Convención. Por eso, nunca verán de la Universidad de Chile una posición de dar lecciones o descalificar. Este es el proceso que en democracia este pueblo eligió y estamos al servicio de esta Convención y lo único que queremos es que le vaya bien, que logre representar el sentido de la población y que logre reemplazar el modelo de la sociedad actual por uno en que nos sintamos todos identificados”, concluyó.  

Alejandra Araya, directora del Archivo Central Andrés Bello de la Universidad de Chile; Nury González, académica de artes visuales y directora del Museo de Arte Popular Americano; y el Rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, destacaron la importancia de estas instituciones —y en particular de la Universidad de Chile— en el desarrollo cultural, rescate patrimonial y la generación de conocimientos en la historia del país.

Por Víctor Hugo Moreno

Ir al contenido