Skip to contentSkip to main navigation Skip to footer

5 claves de la semana constituyente

Esta semana comienza la votación en particular del Reglamento, en donde las y los convencionales deberán revisar las 1.128 indicaciones que se presentaron. Será un proceso de votación por mayoría simple y estará marcado, entre otros temas, por la ratificación o no de lo 2/3 para la votación de las normas constitucionales. Según los plazos, la deliberación debería empezar este jueves para extenderse hasta la próxima semana.

1- Aprobación general del Reglamento

El pasado 14 de septiembre, el Pleno de la Convención Constitucional aprobó —en general— el texto de Reglamento que servirá para regular el funcionamiento interno durante el desarrollo del proceso de redacción de la nueva Constitución. De este modo, el resultado de la votación para la propuesta emanada de la comisión de Reglamento fue el siguiente: 145 votos a favor, 6 en contra y 1 abstención. Mientras que los textos de las comisiones transitorias restantes, también, fueron ratificados de la siguiente forma: Ética, 113 a favor, 28 en contra y 11 abstenciones; Participación y consulta Indígena 125 a favor, 17 en contra y 10 abstenciones; Participación Popular y Equidad Territorial 134 a favor, 5 en contra y 13 abstenciones; y Derechos Humanos 113 a favor, 23 en contra y 16 abstenciones. Tras este primer hito, se abrió un plazo para la presentación de indicaciones, proceso que también se dio por cerrado el jueves 16 de septiembre, con la inclusión de 1.128. 


2. Lluvia de indicaciones

A las 13:37 horas del jueves 16 de septiembre vencía el plazo para que las y los convencionales presentaran las indicaciones a los textos de reglamento aprobados, en general, durante la semana. Y el interés por agregar ajustes fue extremadamente alto: 1.128 indicaciones se recibieron, repartidas de la siguiente forma: 365 al Reglamento General; 490 al Reglamento de Participación Popular, 150 al Reglamento de Ética; y 123 al Reglamento de Participación y Consulta Indígena. Una de estas -que seguramente causará gran debate- fue la ingresada por el Partido Comunista, Pueblo Constituyente, y movimientos sociales que pretende cambiar el artículo 94 que fija los 2/3 para incorporar normas constitucionales, para pasar a un quórum de 3/5. Otras indicaciones apuntan a incorporar al reglamento temas como el derecho al deporte y a la cultura, así como también eliminar del código de ética el negacionismo. Una ardua tarea tendrán esta semana —tanto las secretarías técnicas como los y las convencionales— para incluir esta gran cantidad de indicaciones al texto original, y, de ese modo, dejar un solo texto comparado que deberá ser discutido artículo por artículo por el Pleno desde el miércoles.


3. El nudo del quórum

Uno de los asuntos que se resolvió en la votación general del Reglamento fue que el quórum de votación para el texto final de dicho Reglamento será por mayoría simple, incluida la norma que ratifica el quórum de 2/3 para la votación de normas constitucionales, pero que —además— nuevamente deberá ser revisado tras la indicación presentada que busca cambiarlo. En concreto, el Pleno —por mayoría simple— decidirá el quórum definitivo con que se seguirá trabajando para la votación de cada artículo de la nueva Constitución. Este hecho ha marcado un verdadero nudo difícil de destrabar, entre quienes buscan alterar la reforma constitucional de 2019 que estableció la conformación de la Convención, y que incluyó el quórum de 2/3; y quienes desean mantenerlo, porque en su defecto sería comenzar el proceso con una norma inconstitucional. En esa línea, el convencional Agustín Squella (IND) llegó a decir, la semana pasada, que si se cambiaba el quórum: “se acababa la Convención”. Mientras que este lunes, el vicepresidente del órgano constituyente, Jaime Bassa, en entrevista con Radio Cooperativa afirmó que sería un error cambiar el quórum desde la Constituyente, agregando que es algo que le compete al Congreso. Un debate que esta semana debería zanjarse completamente y cuyo resultado aún aparece incierto.


 4. Fin al caso Rojas Vade

Un hecho que perturbó el desarrollo del trabajo de la Convención las últimas semanas fue el reconocimiento que hiciera el convencional de la Lista del Pueblo, Rodrigo Rojas Vade, de haber mentido sobre un supuesto cáncer que padecía y que fue utilizado como una de sus causas de lucha durante la campaña que llevó a cabo en el distrito 13, y que le permitió ocupar uno de los 155 escaños. Desde la Mesa de la Convención existía un convencimiento de que más allá del tema humano, como una cuestión política, era insostenible su permanencia al interior del órgano. De este modo, y por medio de las redes sociales, el convencional aseguró que “tan pronto exista el mecanismo para presentar mi renuncia formal, haré uso del mismo”, agregando que no recibirá ni su dieta ni participará en las votaciones hasta que pueda salir legalmente del órgano. Con ello, ahora restaría establecer un mecanismo de renuncia que, por ahora, no estaba contemplado, salvo para casos de una enfermedad grave.

5. Se ajustan los plazos

Esta semana debería salir humo blanco para un texto final de Reglamento. Para ello se establecieron tres días de debate y deliberación (miércoles 22, jueves 23 y viernes 24 de septiembre), en donde las y los convencionales deberán revisar artículo por artículo cada texto, incluyendo las 1. 128 indicaciones. Una titánica tarea, que —según los plazos establecidos por el propio órgano— tiene fecha de tope este viernes. Si se cumple ese plazo, la próxima semana sería para revisar el texto final y establecer los mecanismos para su implementación, por lo que el 4 de octubre podría comenzar la instalación de las comisiones permanentes para dar inicio—ahora sí— a  la discusión de los contenidos constitucionales de fondo.

Ir al contenido