Skip to contentSkip to main navigation Skip to footer

5 claves de esta semana en la Convención Constitucional

Esta semana se estableció una propuesta para las comisiones permanentes encargadas de ver los contenidos constitucionales, el órgano constituyente sesionó en regiones y se aprobó mantener el quórum de 2/3 en la subcomisión de Reglamento. Además, la Universidad de Chile firmó un Acuerdo de Entendimiento con la Convención Constitucional, que establece de manera formal una serie de medidas y acciones de apoyo por parte de nuestro plantel.

1- Plazos para el inicio del debate de contenidos

Luego de siete semanas de trabajo, se comienzan a esclarecer los plazos para la concreción del Reglamento y, con ello, el inicio del debate de los contenidos constitucionales. En esa línea, el vicepresidente de la Convención Constitucional, Jaime Bassa, expuso el cronograma para las siguientes semanas: el 28 de agosto cada una de las 8 comisiones creadas para regular el régimen interno debería contar con un informe para enviarlo al Pleno. Tras eso, en la semana del 30, la Comisión de Reglamento (compuesta por 31 convencionales) empezaría a generar una propuesta común para presentarla a discusión del Pleno, proceso que debiese culminar con un Reglamento aprobado el 10 de septiembre. Para la semana del 13 de septiembre, se deberían conformar las comisiones permanentes de trabajo, quienes tendrán que determinar su propia forma de funcionamiento, labor que debiese concluir el 25 de septiembre. Luego, la semana del 27 quedaría para una etapa de despliegue territorial, para el 4 de octubre dar inicio a las sesiones de las comisiones creadas para el debate de fondo.

Con todo, el debate de contenidos constitucionales contaría con 44 semanas para la discusión y aprobación de los artículos que contendrá la nueva Carta Magna.

2- Propuesta para la creación de las comisiones permanentes

La subcomisión de Estructura Orgánica y Funcionamiento avanzó, durante la semana, en una propuesta sobre cuáles debiesen ser las comisiones definitivas encargadas de generar cada capítulo del nuevo texto constitucional, logrando determinar 7 instancias para tal propósito: 1- Comisión de Sistema Político, Gobierno, Poder Legislativo y Sistema Electoral, 2- Comisión sobre principios constitucionales, democracia, nacionalidad y ciudadanía, 3- Comisión sobre forma jurídica del Estado. Equidad Territorial. Organización fiscal, política y administrativa, 4- Comisión de derechos fundamentales. Derechos políticos y civiles, 5- Comisión sobre derechos fundamentales económicos, sociales y culturales. Derechos colectivos de los pueblos naciones indígenas preexistentes al Estado, 6- Comisión sobre Medio Ambiente, derechos de la Naturaleza, bienes comunes y modelo económico, y 7- Comisión sobre Sistemas de Justicia, órganos autónomos de control y reforma a la Constitución.

Esta será la propuesta que ahora deberá ser revisada por el pleno de la Comisión de Reglamento, para posteriormente enviarla al Pleno. Esta es una primera propuesta que aún puede aún ser modificada, como también puede considerar la creación de subcomisiones para cada una de ellas. Esto tiene relevancia al observar, por ejemplo, que la que Comisión de Derechos Fundamentales debería tratar temas como salud, educación, vivienda, pensiones y otra serie de derechos que tendrán que ser abordados de forma particular.

3- Quórum y plebiscitos

El quórum necesario para aprobar cada texto de la nueva Constitución ha sido un asunto de debate incluso antes de que la Convención se instalase: ¿Cambiar o no lo establecido en la reforma del capítulo XV de la Constitución que dio origen a la Convención y que estipula un quórum de 2/3 para la aprobación de las nuevas normas? Según diversos sectores, de la Lista del Pueblo y el Partido Comunista, es algo que se debería modificar, pero que depende de una nueva reforma constitucional a lo aprobado por el Congreso Nacional en 2020. Lo cierto es que esta semana la Subcomisión de Iniciativa, Tramitación y Votación de Normas Constitucionales ratificó, por 6 votos a favor y 5 en contra, el quórum de los 2/3 para la aprobación de las normas, rechazando, además, la opción de un plebiscito para dirimir si es que una norma no alcance el quórum requerido. Ahora el tema debe ser tratado por la Comisión de Reglamento, y posteriormente por el Pleno.

Otro asunto relevante que la misma subcomisión trató esta semana fue la aprobación, en forma unánime, de incluir en la propuesta de Reglamento la posibilidad de una iniciativa popular y ciudadana de mociones para normas constitucionales. Esto quiere decir que, cumpliendo ciertos requisitos, la ciudadanía organizada podría actuar como un actor más en le generación de las nomas, presentando propuestas concretas a la Convención.

4- El rol de la Universidad de Chile

Esta semana, el Rector de la Universidad de Chile, Ennio Vivaldi, visitó en dos ocasiones las dependencias del Ex Congreso Nacional para reunirse con la Mesa Directiva de la Convención. La primera fue para firmar un convenio de cooperación, en representación de las universidades estatales agrupadas en el CUECH; mientras que la segunda ocasión fue para firmar un Acuerdo de Entendimiento de la Universidad de Chile con la Convención Constitucional, que establece de manera formal una serie de medidas y acciones que nuestro plantel podrá desarrollar en apoyo al trabajo del órgano constituyente. Este acuerdo establece tres ejes centrales en los que se concretará el aporte de la Casa de Bello a la Convención: poner a disposición los medios de comunicación masiva pertenecientes a la Universidad para la difusión de las actividades de la Convención; facilitar la infraestructura, equipamiento y recursos materiales y académicos de la Universidad para el adecuado funcionamiento del órgano; y contribuir mediante apoyo, acompañamiento y asesorías en los ámbitos que la Convención requiera.

Con ello, la Universidad de Chile oficializa la ayuda que ya ha venido prestando a la Convención en distintos ámbitos y que continuará desarrollándose mientras dure el proceso constituyente.

5- Señales y perspectivas

Una señal importante —que se transformó en un hecho— fue que la Convención salió a regiones a sesionar. La relevancia de ir hacia los territorios fue un tema puesto sobre la mesa desde el inicio del proceso constituyente, lo que la Comisión de Descentralización logró materializar esta semana. El martes 17 se trasladó hasta Arica; el miércoles 18 a la localidad de San Carlos, en la región de Ñuble; el jueves 19 a Ovalle; y el viernes 20 llegó hasta Ancud. En cada una de estas comunas, se trabajó escuchando a representantes de las comunidades, lo que se espera continúe una vez que se comiencen a debatir los contenidos constitucionales.

Otra señal importante que se dio esta semana fue una carta firmada por 15 convencionales de Vamos por Chile (que no suscribieron los representantes de la UDI), en la cual reconocen “errores e injusticias hacia los pueblos originarios”, estableciendo una “deuda histórica” y haciendo un compromiso por enmendarla.

Para las semanas que vienen, en tanto, se ve un intenso trabajo de las comisiones y subcomisiones para llegar con los plazos y las propuestas de un reglamento que poco a poco va escribiéndose en base a los acuerdos que se han podido ir concretando. En esta etapa el diálogo ha dado frutos, ahora queda por ver cómo se desarrollará la discusión en el Pleno y en la redacción y aprobación final del Reglamento del órgano constituyente.

Ir al contenido