Skip to contentSkip to main navigation Skip to footer

Política exterior de Brasil en el periodo de post-guerra fría — Liderazgo e Integración Regional durante la presidencia de Fernando Henrique Cardoso

Magíster en Estudios Internacionales – Brasil es el quinto país más grande del mundo, con una superficie superior a los ocho millones de km2 y una frontera común con diez países. Es también el sexto más habitado, además de ser la principal economía en América Latina1. Junto a México, conforman las principales potencias presentes en Latinoamérica. Sin embargo, el país azteca ve mermada su influencia ante su cercanía con Estados Unidos, que históricamente ha incorporado a Centroamérica y el Caribe dentro de su área más próxima de influencia. Los países de América del Sur, si bien no escapan a la influencia estadounidense, cuentan con ciertos niveles de autonomía que aumentan sus posibilidades de actuar concertadamente en el sistema internacional. Brasil resulta fundamental en esta actuación coordinada. Así, las características geopolíticas y económicas de Brasil lo convierten en un actor fundamental para cualquier análisis respecto a la inserción de Latinoamérica en el mundo y lo hacen indispensable tanto para la consolidación de un proyecto de alcance sudamericano, como también de cualquier esquema de integración a nivel regional. Durante todo el periodo previo a la Guerra Fría, los objetivos de Brasil incluían una alianza tácita con Estados Unidos para garantizar estabilidad en sus fronteras con gran parte de los países sudamericanos. Durante la Guerra Fría, en tanto, los intereses de Brasil en la región estaban condicionados por las prioridades de EEUU en el hemisferio. En los noventa, sus prioridades ya no se conjugaban con el unilateralismo estadounidense, por lo que el entorno latino y sudamericano, adquiere gran importancia para la política exterior de Brasil. De esta manera, se establece un vínculo entre la región y las prioridades de la política exterior brasileña (Hirst, 2001) y, en consecuencia, Brasil comienza a 5 involucrarse y liderar diversos procesos de integración económica y cooperación política, asociando su estrategia de desarrollo al devenir regional. El liderazgo regional es una de las características de las potencias medias o emergentes. Así como Brasil lo ejerce sobre Sudamérica, Rusia lo ejerce en el territorio de la ex URSS, China en el Lejano Oriente e India sobre el Sudeste Asiático. Además, Brasil también cumple con otras características de una potencia media, como es la capacidad para expandir su influencia más allá de su ámbito regional – Medio Oriente y África – y ser un agente complementario y no antagonista con EEUU, la potencia central (Baeza, 2009: 40). Detrás de estos procesos se encuentran individuos e instituciones que interactúan en contextos específicos. Esta investigación se propone estudiar el comportamiento internacional de Brasil durante el mandato de Fernando Henrique Cardoso. Cabe destacar, que si bien su período presidencial abarca desde 1995 a 2003, su influencia en la configuración de las políticas públicas comienza durante su desempeño como Ministro de Relaciones Exteriores (1992-1993) y especialmente como Ministro de Hacienda (1993-1994).

¿Este artículo fue de ayuda?

0
Related Articles
Ir al contenido